Crear una cuenta desde cero para la compra de criptomonedas con Skrill

80

SkrillSi elegimos la plataforma adecuada descubriremos que comprar criptomonedas puede ser una experiencia sencilla y completamente segura. Si somos nuevos lo principal es elegir una compañía que cuente con la experiencia suficiente, y precisamente esa experiencia es lo que le sobra a Skrill, en cuya plataforma les enseñaremos de forma rápida y fácil el proceso para darnos de alta, ingresar capital y comprar criptomonedas.

¿Quién es Skrill?

Skrill, antes conocida como Moneybookers, lleva en el negocio financiero online desde 2001, apostando muy pronto por esta tecnología cuando internet tenía una implantación muy escasa entre el gran público. La compañía está radicada en Londres, por lo que se regula por una de las legislaciones más prestigiosas del mundo, y se encuentra presente en los mercados más importantes.

Abriendo una cuenta nueva con Skrill y como realizar un ingreso

Siempre que no estemos en cualquiera de los países en los cuales no opera Skrill (podemos consultar la lista completa de países en los que Skrill no presta servicio justamente aquí) y seamos mayores de edad, podremos abrir una cuenta con Skrill para comprar criptomonedas, aunque ofrecen mucho más, como pagos seguros online, transferencias de dinero… por lo que la plataforma además nos permitirá centralizar nuestra actividad financiera en línea, en vez de utilizar una plataforma para pagos y otra para comprar criptomonedas, así que la guía para darnos de alta es de mayor utilidad si cabe.

Lo primero es rellenar un sencillo formulario que incluye el nombre, los apellidos, el país desde el que vamos a operar, qué moneda vamos a utilizar (en este apartado Skrill también sobresale, que incluye las principales divisas mundiales y muchas más), proporcionar un email y elegir una contraseña, tras lo cual recibiremos un email con un enlace para finalizar la primera parte del registro. Para terminar deberemos financiar nuestra cuenta enviando dinero mediante cualquiera de las formas que la plataforma nos ofrece, tarjeta bancaria, transferencia, tarjeta paysafe o incluso recibiendo dinero de otro cliente de Skrill, sin financiación no terminaremos el registro, pero como de cualquier forma hay que ingresar dinero para empezar a operar, mejor cuanto antes. Luego tendremos distintos niveles de verificación que Skrill, cumpliendo la legislación vigente, nos irá solicitando según nuestro volúmen de transacciones vaya creciendo.

Para ingresar dinero solo deberemos dar a depositar, elegir el medio y pulsar la casilla de depositar ahora. Si elegimos la tarjeta bancaria nos pedirá el número y la guardará como nuestra tarjeta (el CVV nos lo pedirá siempre que realicemos una operación con la tarjeta) introducir la cantidad, comprobar los datos y verificar la operación. Con esta opción dispondremos del dinero en nuestra cuenta al momento. Si elegimos la transferencia bancaria esta tardará en realizarse entre 2 y 5 días (siempre que no haya de por medio un feriado o un fin de semana, ya que esos días no cuentan y alargarán la operación) y solo deberemos introducir los datos bancarios que nos proporcionen, el número de registro (también lo proporciona Skrill) elegir la cantidad, comprobar y validar la operación.

Una vez tenemos el dinero en nuestra cuenta podemos empezar a hacer crecer nuestra propia reserva de criptomonedas.

Comprando criptomonedas en nuestra cuenta de Skrill

Ya tenemos el dinero, y queremos empezar a moverlo rápidamente para aprovechar este novedoso mercado, y en Skrill podremos hacerlo siempre con los precios actualizados.

Para ello elegimos entre la oferta de criptomonedas que ofrece la plataforma, introducimos la cantidad que deseamos invertir y la plataforma nos mostrará cuál es la cantidad de criptomonedas que vamos a comprar (debemos recordar que la mayoría de criptomonedas pueden comprarse de forma fraccionada, por lo que se puede invertir en este activo con cualquier cantidad de dinero, incluso con capitales pequeños) comprobamos que todos los datos de la operación son correctos y finalizamos la operación.

Una vez tengamos nuestras criptomonedas en nuestro poder la propia Skrill ofrece un servicio de custodia, y las podremos vender, utilizarlas en nuestras compras, cambiarlas por otras criptomonedas e incluso enviárselas a otros usuarios que también sean clientes de Skrill, ya formamos parte de los inversores que han apostado por las criptomonedas operando con todas las garantías posibles.

 

 

 

 

 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.