EDGARDO MALASPINA / Ensayo sobre la ceguera

63

 

1 Ensayo sobre la ceguera (1995),  la novela del Premio Nobel de Literatura José Saramago, es un esbozo psicológico de la naturaleza humana.

2 El egoísmo es una forma de ceguera y se acentúa cuando ciertas situaciones adversas (una pandemia: la ceguera blanca)  desencadenan la lucha por la existencia.

3 Hay cuarentena, miedo por el contagio y represión por parte de las autoridades. La enfermedad conlleva a una lucha por la existencia donde los más perversos se imponen en la distribución de los alimentos que escasean. Los militares son los que comandan los operativos, pero su accionar no es solidario con el pueblo.

4  Ya no hay compasión por el otro y el darwinismo social reina en medio del caos.

5  En la novela se dirimen dos tesis filosóficas de la condición humana, muy discutidas a lo largo de la Historia: La primera es la sostenida por Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) : “El hombre es bueno por naturaleza, pero la sociedad lo corrompe».  La segunda fue popularizada Thomas Hobbes (1588-1679) ,»El hombre es un lobo para el hombre». Para Saramago es Hobbes quien tiene la razón.

6  Estilo: En la novela ningún personaje tiene nombre propio. Sólo se dice: el oftalmólogo o el médico, el primer ciego, el hombre de la venda negra, la mujer del primer ciego, el taxista, el policía, el ayudante de farmacia, la camarera. etcétera. La narración no tiene claros límites diferenciales con respecto a los signos de puntuación, y esto incluye a los diálogos.

7  Resumen: Todos se quedan ciegos, menos la mujer del médico. Al quedar ciego el oftalmólogo cuando conducía su vehículo, lo auxilia un hombre (¿El buen samaritano?) quien lo lleva a su casa, pero luego decide robarle el carro.

Un piloto se quedó ciego en pleno vuelo, y un locutor también cuando trasmitía por radio.

Los ciegos son alojados en un manicomio desocupado. (¿Una metáfora? Un manicomio es un laberinto racional. No se les permite salir. El gobierno les envía comida.

Unos gendarmes los vigilan para que nadie salga al fin de evitar la difusión de la epidemia o ceguera blanca.

Tienen órdenes de disparar. En algún momento un grupo de ciegos decide apoderarse de la comida y venderla a otros ciegos ubicados en otra sala. Venden la comida por dinero y joyas.

Más tarde cuando se le acaban las pertenencias a los ciegos sometidos, los ciegos malvados acosan sexualmente a las mujeres y las violan a cambio de comida (Lo peor para una mujer violada es sentir placer).

La mujer del médico, luego de ser violada, urde un plan y lo cumple: asesina con unas tijeras al cabecilla de los malvados.

Esta mujer en un momento de agobio llora y un perro callejero le seca las lágrimas. (En adelante se hablará del perro de las lágrimas).

Una ciega incendia la sala con un mechero. Hay que huir: !Qué bonito sería ver huir a los árboles de un bosque de un incendio! Los gendarmes también se enferman, y los ciegos salen a la calle.

Todo es caos: no hay luz, no hay agua, no hay gas, no hay comida. Hay cadáveres en las calles.

El transporte es un caos. Los del gobierno se quedaron también ciegos. Proponen un gobierno nacional de salvación nacional para enfrentar la crisis.

Todo el país está ciego. Las imágenes de la iglesia tienen vendas en los ojos. Al final todos recuperan la vista.

8 ¿Por qué el hombre que auxilió al médico decide robarle el carro? La respuesta puede estar en el poema «Verdades amargas»:

Que existe la virtud… yo no lo niego

pero siempre en conjunto defectuoso,

hay rasgos de virtud en el malvado

y hay rasgos de maldad en el virtuoso.

9 Episodios:

-Un ciego soñó que estaba ciego.

-El oftalmólogo indaga sobre las causas de la ceguera y dice:  !Vamos a ver!

-El buen samaritano y luego ladrón del carro del médico también se quedó ciego. Trató de abusar de una ciega, quien lo hirió. Salió a buscar ayuda y un soldado lo mato.

-La mujer del médico examino los ojos de su esposo y le dijo: No veo nada.

-Los entierros se hacían sin ninguna ceremonia para evitar el contagio.

-Un ciego hambriento no teme a que un soldado le dispare y dice: Es mejor morir de un tiro que morir de hambre.

-Cuando la mujer del médico, que no era ciega, mata al violador dice: Maté y de esa ceguera nunca me libraré.

-Cuando escasea la comida los ciegos comen cualquier cosa (ojos que no ven, corazón que no sienten): hasta carne cruda. Con hambre es cuando se ve el animal que somos.

10 Frases:

-Somos mitad indiferencia y mitad ruindad.

-Los nervios son el diablo.

-La ceguera no es negra, es blanca.

-La ceguera es la ausencia de luz.

-Siempre llega un momento en que no hay más que arriesgarse.

-La noche no existe para el ciego.

-La conciencia está en la sal de las lágrimas.

-La conciencia tiene dientes que muerden.

– Las gafas oscuras dan un aire embriagador y misterioso.

-Un médico vale por varios hombres (Homero).

-La ceguera se contagia.

-la ceguera es una cuestión privada.

– La ceguera no se pega. Tampoco la muerte se pega, y todos nos morimos.

-Ante la muerte cesan los viejos rencores.

-Vela que va adelante alumbra por dos.

-La ceguera blanca es un mal del espíritu.

-El llanto es una salvación. Hay momentos en que moriríamos si no lloráramos.

-Estar ciego no es estar muerto, pero estar muerto es estar ciego.

-La voz es la vista del que no ve.

-No hay bien que dure siempre, no hay mal que dure siempre.

-La verdad alcanza su fin cuando se disfraza de mentira.

– La bondad tiene sus riesgos, por ejemplo: cuando rechazan tu ayuda.

-Si quieres ser ciego, lo serás.

-El miedo nos mantiene ciegos.

-En esta vida no hay nada que nos pertenezca.

-No hay límites para el mal.

-Poco es más que nada.

-Soportamos el mal si sabemos que tiene algo de bien.

-Se comprende mejor a una persona cuando no dice nada.

-Preguntar de qué murió alguien es estúpido. Con el tiempo sólo queda una palabra: murió.

-El amor al orden es una manía.

-Sólo muere el que tiene los días contados.

-La claridad de la tarde es moribunda.

-La ceguera es vivir en un mundo donde se ha acabado la esperanza.

-Todas las vidas acaban antes de tiempo.

-Las fuerzas de las circunstancias influyen sobre el léxico.

-La vida no tiene sentido cuando el mundo ha perdido sentido.

-A los viejos les sobra el orgullo y les falta tiempo.

-Cuando no hay respuesta, la única respuesta es la esperanza.

-Tiene razón el que no cree en la razón.

-Un escritor acaba por tener en la vida la paciencia que necesitó para escribir.

-Organizarse es no estar ciego.

-El único milagro es seguir viviendo.

-El auténtico y verdadero «eterno retorno» es el de las palabras.

-Cada uno tiene su lista negra de recriminaciones.

-El silencio es el mejor aplauso.

-Debemos salir de la vida cuando comprendemos que ya no podemos hacer algo por el mundo.

Edgardo Malaspina 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.