DESDE MI APOSENTO / Hasta siempre hermano de vida Lelys Rondón

337

Después de estar acostado con luz apagada, algo me decía que debía levantarme de mi cama, e hice lo propio.

Ya que sentía una profunda tristeza cuando hace rato me enteré de esta trágica noticia, que la vida terrenal nos dió: “Lelys murió”.

Está dolorosas palabras recorrieron como el viento todos los espacios de comunicación que hacemos uso diario.

Y nos dejó un silencio ensordecedor. Nos tocó el alma, porque el ser humano es así, nunca estaremos preparados para semejante noticia relacionada con un familiar o con un amigo.

La muerte es sinónimo de dolor, tristeza, desolación, venga de dónde venga.

Lelys Rondón hiciste lo que te gustaba hacer en esta tierra bendita, luchar, luchar por los que menos tienen, y esa vaina la vió Dios, por eso, él te va a aceptar en su lecho, y descansaras en paz.

Tú sembraste buena semilla, y allí quedan tus ideas, tus sueños, tus logros para siempre, para el que las quiera utilizar por bien de la humanidad.

Hermano de lucha, Lelys, recojo y levanto con mis dos manos tus banderas caídas en el suelo patrio, para seguir avanzando en este mundo tan complejo , pero hermoso y maravilloso a la vez.

Esas banderas rebosadas de trabajo, de conocimientos, de alegrías, de tristezas, de sacrificios, de logros, de éxitos, que tú forjaste con tu perseverancia, con tu tenacidad, con tu humildad, no la opacará ni el más caliente sol, ni la más recurrente lluvia, siempre estará allí, intacta, incólume y encendida, cómo fue tu verbo asertivo.

Bueno hermano te dejo tranquilo para que descanses en paz, nunca te olvidaremos, hay demasiada gente que te quiere, y los recuerdos bonitos tienen perpetuidad.

Nunca olvidaré cuando fuiste mi alumno en 1er y 4 to año de Economía, pero tampoco olvidaré cuando fuí tu alumno en 3er año de Derecho, en la mejor Universidad del mundo: “La Rómulo Gallegos”.

Tengo que parar Lelys porque se me puso el corazón chiquito, de tantos recuerdos bonitos que compartimos en la Universidad de la vida y en el quehacer político.

Anda Lelys vuela alto como el Águila, espárcete por el Universo, y nunca te olvides de nosotros, que en algún momento nos vemos en el camino infinito de la mano de Dios Todopoderoso.


Hasta la Victoria siempre compañero.

Jorge Linares / Economista y abogado, Decano del Área de Ciencias Económicas y Sociales

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.