MÁXIMO BLANCO /  Continuar el deslinde

140

Hace años que, con mucha nostalgia, me separé  del MAS.

Desde entonces he permanecido como dirigente político independiente, pero la verdad verdadera es que en Guárico la mayoría de quienes se interesan por la política continúan ubicándome en el MAS. Y en consecuencia, existen motivos para desearle éxitos a esa organización.

Hoy,  ese partido se encamina hacia la realización de  su XV Convención Nacional. Aspiramos que ese evento les permita encontrar el “Ángel ” que haga del MAS la fuerza política esencial para  los cambios que reclama la sociedad venezolana.

En los últimos años el MAS ha venido formulando propuestas políticas interesantes,  pero el partido no logra cobrar electoralmente.  Y ello, sin dudas, se debe a debilidades en su proyecto.

Ante esto, sus dirigentes están llamados a identificar y corregir obstáculos,  es decir, deben renovar el proyecto,  si aspiran a resultados positivos.

Realizar esta convención, en momentos en que la mayoría de los partidos están atrapados por el gobierno, y no anunciar rectificaciones de importancia es desperdiciar una gran oportunidad.

Seguramente,  son varios los factores que frenan su crecimiento, y tal vez algunos se conformen con decir que el MAS está recibiendo el castigo a que están sometidos todos los partidos, pero desde hace más de 10 años les he estado manifestando, que después del desastre cometido en Venezuela por el chavismo,  no hay espacio  para cualquier movimiento cuya doctrina se preste a confusión con la del PSUV ,y eso ocurre con la del MAS.

En nuestra opinión ese es el principal pecado que bloquea al MAS. Y en consecuencia,  esperamos que este partido, integrado en su gran  mayoría por hombres y mujeres adscritos a  la corriente socialdemócrata,  no  continúe pregonando que es socialista.

Proponer el socialismo como sueño, después de las mil locuras que en su nombre se han cometido en el planeta, obliga permanentemente a explicaciones que los venezolanos de la presente crisis no está dispuesto a comprar.

La propuesta de cambio,  reconciliación y democracia que el MAS, hoy, impulsa para derrotar al presente gobierno estatista,  siempre será paradójica para la mayoría,  así el partido del puño hable de socialismo democrático.

La Venezuela con mayor justicia social y democracia,  corresponderá a un largo proceso de  luchas,  en cuya dirección hay espacios para que comiencen a izar las categorías de un nuevo sueño de país. Y, si en verdad son los hijos del  debate, llegó  la hora de continuar el deslinde.

Máximo Blanco

*Economista y analista político

MÁXIMO BLANCO / Rectificar es de sabios

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.