AVISO: Se busca periodista pirata y sin título

366

El periodismo es la única profesión en este país que cualquiera puede ejercer. No importa que jamás  haya  pisado una universidad o no sepas escribir.

En otras profesiones la cuestión es diferente. Mi cuñada es enfermera, tiene muchos años de experiencia, sabe más que muchos matasanos. Ella es capaz de diagnosticar y recetar lo mismo y hasta mejor que un médico.

Pero mi cuñada no puede montar un consultorio y recetar, aunque sea del sector salud. Si lo hace, se le acusará de ejercicio ilegal de la medicina, será presentada e imputada por el Ministerio Público. Pues, no hay “médicos populares”.

En eso de la experiencia, conozco a un viejo alguacil que le dicen doctor. El siempre ha sido solo un alguacil de tribunal. Sin embargo, recita las leyes y sabe lo que procede en cada caso.

Aun así, este alguacil jamás podrá representar a un detenido en un juicio o firmar algún documento o poder.

Quien ejerza como abogado  sin serlo, será duramente castigado. Pues entérese; no hay “abogados populares”.

El Cicpc a diario publica reportes de hombres y mujeres que son detenidos por realizar trabajos de ortodoncia. Eso es competencia de un odontólogo. Los detenidos son acusados de usurpar funciones, ejercicio ilegal.

Usted puede saber mucho de contaduría, puede ser el mejor en estadística, pero jamás podrá firmar un balance o tener clientes y realizarle sus declaraciones sino está acreditado. El Colegio de Contadores, gremio serio, está atento a que esto no ocurra.

Un ejemplo más sencillo, en el pasado, cuando no había suficientes maestros, se permitía que “no graduados”  impartieran clases. Con el pasar del tiempo, eso se acabó. No hay en  ninguna escuela un docente no graduado dando clases.

Locuras

Imagínese usted que esto fuera un bochinche y el soldadito distinguido, como cree que sabe, se haga pasar por teniente. Gente que inyecta perros podrían ser enfermeros y albañiles como arquitecto.

En ninguna carrera he visto posibilidades de ejercer sino eres profesional. En ninguna he visto que utilicen el cliché de “popular” o “alternativo”.

Solo en el periodismo se permite y promueve el ejercicio ilegal de la profesión. Más grave aún, es el mismo estado el primer violador de la profesión.

Algunos leguleyos argumentan que la comunicación es un derecho y cualquiera puede comunicar. Es cierto, pero una cosa es comunicar y otra es hacer el ejercicio ilegal de la profesión.

Otros esgrimen el artículo 57 y 58 de la Constitución. Nadie niega este derecho, por cierto, derecho cercenado en la mayoría de los casos por los mismos medios y el estado.

Una cosa es que un abogado, médico, político o lo que sea, dirija un espacio de opinión en algún medio. Eso es un derecho que siempre defenderé. Otra muy diferente es que actué como lo que no es, y realice entrevistas, anuncie publicidad y hasta cobren por llevar invitados.

Es una realidad en todo el país. No es un problema local en algún apartado municipio. Es un mal que se generalizó.

El derecho a la vida es universal, pero  no todo el mundo puede entrar a un hospital y dedicarse a “salvar vidas”.

La gran interrogante es ¿por qué sucede esto?

Son muchos los factores que  contribuyen a que el periodismo se haya convertido en una especie de bodega mal administrada.

1.- En primer lugar porque los mismos periodistas lo han permitido. Hemos perdido mucho terreno en el sentido de pertenencia.

2.- A diferencia de las otras profesiones, nuestro gremio se ha debilitado.  La colegiación, procedimiento obligatorio, pues así lo exige la ley, no ha sido asumida como prioridad.

3.- El estado promueve el  ejercicio ilegal al colocar en funciones de prensa a quienes no se prepararon academicamente para esto. Peor aún,  algunas gobernaciones, alcaldías, institutos autónomos y hasta universidades colocan en sus oficinas de prensa a militantes que jamás han pisado una casa de estudios.

4.- La perversión comenzó con la misma ley del ejercicio de periodismo, aprobada en 1994, pues esta exige que para ejercer la profesión se debe poseer título académico.  sin embargo, agrega tres parágrafos al artículo y de un solo tiro, se establece que quienes dirijan un medio, podrán ejercer la profesión, sin importar lo establecido.

En 1994 cuando se aprobó la ley, los medios, en su mayoría, eran dirigidos por sus editores, sus dueños. En consecuencia, para esa época, ser dueño de un medio significaba, tener dinero y poder político.

Imaginemos entonces alguien que sea dueño de una clínica o de un bufete de abogados, ¿podría este ejercer sin ser acreditado  con estudios universitarios?

5.- Televisoras y radios, algunas, han permitido que no profesionales ejerzan ilegalmente, de esta manera se  entrevista a golpe y porrazo.

Y entonces ¿qué hacemos?

La actual situación nos ha dispersado, dividido. El gremio está inactivo y cada periodista anda por su lado. Es poco lo que se puede hacer así.

Recientemente la Asamblea Nacional planteó la reforma de este ley, por solicitud de dos asociaciones de periodistas y “comunicadores”, no por ningún colegio de periodistas.

Lo poco que se ha afirmado refleja el enfoque que se le está dando, ante “el mal uso que los medios le dan a la información”.

La ley es un mamotreto, y el debate debe darse, pero entre periodistas inicialmente. Hacer una ley que continúe permitiendo el ejercicio ilegal resultará peor.

Toda ley tiene sus consideraciones, la vieja escuela de periodistas que ya sobrepasa los 60 años y que echaron diente entre rotativas y máquinas de escribir, ya es otra cosa, eso se respeta y se reconoce, hasta se admira. Pero hoy, cuando abundan universidades y oportunidades, NO SE JUSTIFICA a jóvenes en estas actitudes.

Finalmente no puedo dejar de mencionar y reconocer que también hay medios y colegas que practican el sicariato mediático, la mentira, la manipulación y el palangrismo. Como dicen por allí, que no está en la biblia, “de todo hay en la viña del señor”. 

De seguir en la misma, terminaremos pegando cartelitos: “Se busca periodista, pirata y sin título”

Orlando Medina Bencomo / El Tubazo Digital

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.