EL ARTE DE LA GUERRA: Un tratado de filosofía política

136

***Es necesario dejar una salida a un enemigo acorralado***

el arte de la guerra

1 El arte de la guerra  (siglo VI a de Cristo) de Sun Tzu es un tratado militar de trece capítulos,  cuyos consejos son extensivos a cualquier campo del quehacer humano: política, filosofía, artes, negocios, administración de empresas, resolución de conflictos , vida cotidiana, etc.

La forma más elevada de estrategia es someter a un enemigo sin combatir.

3 La fuerza moral y las condiciones intelectuales son factores decisivos en la guerra.

4  Toda la ciencia militar está basada en la impostura: Si eres fuerte finge debilidad; si estás cerca, simula estar lejos; si estás lejos, finge estar cerca. Finge estar en inferioridad de condiciones. Si eres capaz, finge incapacidad. Ofrece ganancias ilusorias y cebos mientras ocultas tus verdaderos planes.

5 Si un general enemigo es propenso a la cólera, insúltalo para que se irrite y no vea claro lo que hace.

6 Siembra sospechas entre tus enemigos para que se acusen unos a otros y reine entre ellos el malentendido.

7  Actúa con rapidez y oportunamente porque “cuando estalla el trueno es demasiado tarde para taparse los oídos”. Un ataque puede carecer de ingenio, pero es necesario que se realicé con la velocidad del relámpago.

8 La victoria es el principal objetivo de la guerra.  La victoria puede ser creada. Una guerra prolongada no beneficia a ningún bando.

9 Donde está presente el ejército los precios son elevados.

10  Se saquea al enemigo porque se codicia sus riquezas.

11  Trata bien a los prisioneros y cuídalos. No premies el asesinato. (1)

12  La guerra se evita si combates primero los planes del enemigo. No permitas que tus enemigos se reúnan.

13  El que sabe cuándo combatir y cuándo no, será el vencedor.

14  La invencibilidad está en la defensa, la posibilidad de la victoria, en el ataque.

15  Cualidades indispensables de un general: clarividencia, arte de hacer reinar la armonía en el ejército, estrategia cuidadosa de largo alcance, sentido de la oportunidad y facultad para comprender los factores humanos.

16  Conseguir una victoria tras un recio combate o gracias a la suerte no es signo de habilidad.

17  Mandar a muchas personas es como mandar a pocas. Es cuestión de organización.

18  Para fingir desorden y engañar al enemigo, hay que estar bien disciplinado.

19  Con pocas fuerzas puede lograrse mucho.

20  Trasládate rápidamente a donde no te esperan. Llega como el viento y vete como el relámpago,

21  Guarda silencio para que nadie pueda oírte. (2)

22  Modifica tus métodos hasta el infinito.

23  El que quiere obtener una ventaja toma un camino lejano y tortuoso y lo transforma en un camino breve. (3)

24  El que lanza todo el ejército buscando una ventaja no la obtendrá.

25  Quienes no recurren a los guías locales no podrán obtener ventajas del terreno. (4)

26  Por la mañana temprano el espíritu está lleno de ardor; durante la jornada va decayendo el interés y, por la noche, los pensamientos van hacia el hogar.

27  Es necesario dejar una salida a un enemigo acorralado. Porque si sabe que no hay esperanza combatirá hasta la muerte. Si lo acosas se volverá contra ti. (5)

28  El que está ansioso por defender su reputación no presta atención a otras cosas.

29  Un ejército que no padezca innumerables enfermedades tiene asegurada su victoria.

30  Si los hombres se apoyan en sus armas, es que están hambrientos.

31 Si los hombres se reúnen constantemente en pequeños grupos y hablan en susurros , el general ha perdido la confianza del ejército.

32  La simple superioridad numérica no ofrece ninguna ventaja.

33  Ordena con cortesía para que la tropa sea obediente.

34  Finge una retirada y luego lanza un ataque. (6)

35 Si las tropas están desordenadas y confundidas, es culpa del general.

36 Si la situación favorece la victoria, pero el soberano ha dado órdenes de no atacar, se puede hacer caso omiso. (7)

37 Los buenos jefes son temidos y amados a la vez.

38 Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, tu victoria nunca será amenazada.

39 Parte después del enemigo y llega antes que él.

40 Es deber del soberano ser sereno, impenetrable, imparcial y dueño de sí mismo.

41 La tropa puede compartir la alegría de la victoria, pero no la preparación de los planes.

42  Cuando el ejército penetra en el terreno enemigo, quema las naves y rompe las marmitas para que tus tropas vayan en una sola dirección.

43 El último capítulo de El Arte de la guerra está dedicado al uso de los agentes secretos e infiltrados “que conozcan la situación del enemigo”. Estos agentes deben recibir “obsequios generosos”. Estos hombres serán “hombres inteligentes, pero de aspecto estúpido”. Con los espías que hayan cambiado de bando hay que ser precavido.  Jamás ha existido lugar en que el espionaje no haya sido utilizado. “Un ejército sin agentes secretos es como un hombre sin ojos y sin oídos (8)

COMENTARIOS:

1) El maltrato y asesinato de los prisioneros trae rechazo de la población y repudio de la comunidad internacional, lo que puede ser utilizado por un bando para desprestigiar a su adversario. Hay convenciones internacionales que protegen la integridad física y la dignidad del prisionero político.

2) Si esta regla se observaba unos cuantos siglos antes de Cristo, hoy en día cobra más importancia por eso de los celulares inteligentes, grabaciones de llamadas telefónicas, cámaras de vigilancia, y redes sociales en general, etc. La expedición de Miranda a Ocumare (1806) fracasó porque fue delatada con antelación. Alguien no guardó silencio.

3) En el Paso de los Andes, para llegar a la ciudad de Tunja (1819), en la Campaña de Nueva Granada Bolívar y Santander tomaron el camino más sinuoso y peligroso por las condiciones geográficas y climáticas, pero menos vigilado por los españoles, lo que les aseguró la victoria.

Había tres opciones para marchar sobre la ciudad de Tunja: la primera por la salina de Chita (el camino más corto y cómodo para la tropa, pero también el más custodiado por las tropas realistas debido a la amenaza que representaba Santander desde los llanos orientales), la segunda por Labranzagrande (para llegar a Sogamoso, donde se hallaba el cuartel realista), y la tercera por el páramo de Pisba .

4) La expedición de Miranda a la Vela de Coro (1806) fracasó por falta de apoyo de gente de la localidad.

5) Los atajos sobrevienen cuando se acorrala hasta el infinito al adversario. En una democracia si se cierran las salidas a través del voto, el adversario puede pensar en un golpe de Estado como su única alternativa.

6) José Antonio Páez en la Batalla de Las Queseras del Medio (1819) simuló la huida de su ejército para luego contraatacar y obtener la victoria.

7) En contra de las órdenes de sus superiores, Simón Bolívar encontrándose en Nueva Granada inició una serie de ataques contra los realistas (1812) y obtuvo muchas victorias que lo condujeron a la Campaña Admirable (1813).

8) La expedición del buque Falke (1929) contra Juan Vicente Gómez fracasó porque fue delatada por algún agente secreto de la dictadura, infiltrado entre los revolucionarios.

Edgardo Rafael Malaspina Guerra

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.