LOS TUBAZOS DEL DOMINGO / La carreta vacía avanza en Guárico

542

Como una carreta vacía estuvo esta semana, esa  cosa llamada “redes sociales”. El nuevo canal por donde algunos se informan y muchos se desinforman.

Un tronar de rumores y fantasías se dicen, repiten, reenvían y se comentan. Rumores, chismes, comentarios infundados y algunas líneas torcidas  mal estructurados y sin fundamentos, estas últimas no califican ni como “comentarios”.  

Así es la carreta vacía, hace mucho ruido, suena, pero es porque viene vacía.

Raro

Es curioso como la Dirección de Contrainteligencia militar (Dgcim), pasó de ser, para los adversarios del gobierno,  el “cuerpo malvado y represor” a un generador de orgasmos e ilusiones.

Vi  gente ilusionada, pues  me comentaban que les habían dicho, que una persona escuchó, que un carro negro del Dgcim estaba parado frente a la gobernación.

Por supuesto, no estoy hablando ni de medios de comunicación ni de periodistas. Estoy hablando de ciudadanos que opinan. Ese es un derecho que tienen, son libres de opinar.

La política es un arte. Para algunos, es un juego de monopolio en donde avanzan y retroceden  mientras se creen sus fantasías. Cada quien decide como la  ejecuta.

Cada vez que viajo y veo un vehículo cargado de pacas de paja para el ganado, bromeo y digo: ahí van los discursos  de un político. Pero esa paja se esparce y aumenta. Es tiempo de podar y sembrar.

Con escapulario ajeno

Cuando era pequeño escuché un dicho en boca de mi madre: “Algunos quieren ganar méritos con escapulario ajeno”.

Se refería a esos seres que se endosan haber realizado una acción que nunca hicieron. Luego de que se dieran las detenciones de 11 personas de la Región de Salud en el estado Guárico, voceros de oposición han querido hacer creer que ellos  “colaboraron” en esta detención.

Fabrican una historia en donde aseguran haber llevado denuncias ante instancias superiores y gracias a estas almas bondadosas, se abrió una investigación.

El periodista Eligio Rojas fue el primero en desmentir a los que bautizó como “operadores políticos”.

El procedimiento realizado en Guárico fue una sorpresa. Nadie aquí sabía. Escuchar a excandidatos, sindicalistas y políticos diciendo esto en reuniones, los deja muy mal parados. Más de lo que están.

La procesión del Psuv

El Psuv Guárico no se diferencia al de otros estados. Posee una herida interna. Es un debate nacional y regional que está latente. Es una especie de asignatura pendiente. Materia obligada.

Lo primero que hay que decir, antes de abrir fuego contra la tolda roja, es que el Psuv es una superestructura, es un partido con militancia, recursos y espacios  de poder. Desde la oposición subestiman esta maquinaria.

El Psuv, podrá tener tendencias, corrientes o grupos, pero los une algo, la necesidad de estar en el poder más allá del 2024. La oposición no tiene organizaciones fuertes, solo AD y en este momento fracturada.

El enemigo adentro

El adversario, la piedra en el zapato, se encuentra adentro, en las filas rojas. El dolor de cabeza de los que controlan el Psuv no es la oposición, sino su misma tolda.

Luego de los resultados muy malos de las últimas elecciones. Con la baja en los números rojos y la pérdida de espacios municipales, se esperaba un debate.

En el caso de Guárico, el panorama no es muy diferente. Sectores del Psuv han realizado señalamientos y críticas a la manera como se conduce el Psuv en la entidad llanera.

La historia se repite

Persecución y exclusión son pecados que han rondado a la dirección del Psuv en Guárico.

Eduardo Manuitt fue el primer gobernador de lo que se conoce como la V República. Luego de su salida, durante el gobierno de Lara, se hablaba mucho del “cogollo manuitcero”. Se excluyó a mucha gente.

Con la muerte de Wilian Lara, asume Luis Enrique Gallardo, comienza un gobierno de académicos y desplazan a cuadros vinculados a Lara.

La batalla en la dirección del partido era a muerte entre los leales a Gallardo y los adversarios de este. Tanto así, que para que la sangre no llegara al río, designan como responsable de Guárico a Ramón Rodríguez Chacín.

Éste terminó siendo Gobernador y el mandatario anterior terminó en la cárcel. En ese gobierno, ser  “gallardista” era un pecado y cerraba puertas.

Hasta que llegamos al 2017, cuando asume José Vásquez. El equipo de Rodríguez Chacín no fue necesario sacarlo del poder, pues en su mayoría eran forasteros.

En la actualidad

José Vásquez inicia su segundo periodo, luego de unos resultados no muy alentadores en el último proceso electoral.

Vásquez recorre el estado y se mueve como si estuviera permanentemente en campaña. No es flojo. Decir eso, sería una gran mentira.  A diferencia de algunos de sus antecesores, este: ni se pierde varias semanas en una finca ni se esconde en Casa Amarilla a darse vida.

Vásquez tiene la suerte de contar con una oposición fracturada, sin organización y peor aún, sin un liderazgo local.

Las criticas

Sectores como el llamado Frente Wilian Lara, en donde se encuentran gran cantidad de dirigentes, han realizado cuestionamientos a la situación actual del partido.

Señalan que hay segregación, que el partido no acciona. Pero no solo se quedan en palabras: recorren el estado y  plantean lo que han denominado “la reunificación de fuerzas”.

Mientras, sectores que respaldan al actual gobernador aseguran que estos dirigentes se autoexcluyen y no lograron respaldo en las elecciones de base.

Algo si es cierto: hay militantes descontentos. Hay cuadros de la vieja guardia, de la llamada “casa de piedra” que se quejan. Hay malestar y críticas tanto a la gestión de gobierno como a la dirección del Psuv.

Tarea

Toca poner en práctica el arte de la política, unificar fuerzas y minimizar los conflictos. Ampliar los radares y escuchar más. No es fácil la reorganización y el reencuentro. Hay heridas que no sanan. El consuelo de los rojitos es que la oposición esta mucho peor y dividida cada vez más.

En esta polémica, los que no son Psuvistas no tienen nada que buscar. Podrán comentar y disfrutar, pero que nadie se llame a engaños. Los rojitos no trabajarán para desplazar a uno de los de ellos, si eso pone en peligro  sus intereses y sus espacios.

Orlando Medina Bencomo / El Tubazo Digital

El Psuv Guárico y la reunificación de las fuerzas revolucionarias

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.