PORTILLAZOS / En Venezuela pasan hambre 6,5 millones de personas

487

pasan hambrePara los organismos multilaterales el tema del hambre en el mundo la catalogan así: el hambre en naciones socialistas es una crueldad, reflejo del fiasco del modelo económico y político; pero del hambre feroz en los países capitalistas no dicen ni pío, y cuando no tienen otra alternativa de hablar de ello les echan la culpa a los hambrientos. Que mantequilla.

Cuando se refieren al hambre en Estados Unidos o países europeos aliados, no dicen hambre, sino “déficit alimentario” o “aporte proteico menor del necesario” y a los hambrientos se les califica como “gente que a veces no tiene suficiente para comer” y “personas que no tienen la nutrición adecuada para una vida sana”.  

Este trato diferenciado es moralmente innoble porque hambre es hambre donde sea que esté quien la experimenta. Y toda la población en ese estado, especialmente los niños y la gente de la tercera edad, merece ayuda para sobrevivir.

Recién fue hecho público un informe de la Organización de las Naciones Unidas en el que se afirma que en Venezuela pasan hambre 6,5 millones de personas, lo cual es obviamente escandaloso.

En el mundo entero se habla del hambre venezolana y se reciclan las matrices de opinión sobre la emergencia humanitaria y la obligación de intervenir que tendría la “comunidad internacional”.

La manipulación se aplica cuando se pretende presentar esta dura realidad como si fuera exclusiva de Venezuela, y que es consecuencia de su sistema político y económico. Se exceptúa adrede que los mismos informes reseñan más de 130 millones de seres humanos hambrientos en América Latina y el Caribe; y 820 millones en el planeta, donde reina el capitalismo salvaje.

Vale decir que si la maquinaria ideológica que maneja los organismos internacionales, las ONG y la prensa es tan directa como para responsabilizar al gobierno socialista de Venezuela del hambre de sus 6,5 millones, ¿por qué no tiene esa misma diligencia para señalar con el dedo a los responsables de los otros 813,5 millones de hambrientos del mundo?

Sabemos que en el maligno imperio gringo hay cerca de 30 millones de personas con hambre, lo que es algo cercano a 10% de su población y equivalente a toda la de Venezuela. Pero no es frecuente oír a los expertos ni a los comentaristas de los medios decir que ese terrible cuadro es culpa del capitalismo rampante de la nación imperial. En ese caso, pareciera que el “déficit calórico” fuese un fenómeno natural o un castigo de dios a los fracasados.

No hay un debate real acerca de los motivos por los cuales en un mundo en el que predomina el capitalismo neoliberal, con gigantescas corporaciones dedicadas a la actividad alimentaria, millones de personas padecen hambre y sus calamidades asociadas, mientras un número cada vez más reducido de billonarios acumula más y más riqueza.

Ese debate no puede darse en forma relativamente objetiva porque esas micro élites controlan también las estructuras especializadas internacionales que hacen estudios sobre el tema; y porque esas corporaciones son las dueñas de los medios de comunicación (convencionales y de nuevo cuño), es decir, que pueden imponer su versión de la realidad al resto del mundo.

Es totalmente falso, por ejemplo, que el hambre en el mundo es causada por el socialismo, cuando este prácticamente no existe, y a pesar de que es evidente que el terrible problema existe en la población de países con sistemas que están muy lejos del socialismo, totalmente adscritos al modelo de dominación impuesto por las corporaciones globales, o sea, el capitalismo.

Iniciado el 2023 hemos visto a los promotores de la estrangulación alimentaria de Venezuela rasgarse las vestiduras por los 6,5 millones de hambrientos que han sido contabilizados en el país.

Estas personas están robustas de tanto cinismo. Han aparecido los líderes partidistas de la derecha que clamaron por las llamadas “sanciones”, los mismos que hicieron todo lo posible para sabotear los CLAP, lanzando declaraciones y tuits en los que juran que les duele el hambre de los compatriotas más desfavorecidos. Es como para morirse de risa.

Politólogo Álex Vásquez Portilla, especial para El Tubazo Digital

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.